CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE EVA DUARTE DE PERON

#

.

CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE EVA DUARTE DE PERON
                                                                       (7/5/1919)
A 100 años del nacimiento de una figura icónica de nuestra historia, se impone con justicia el recuerdo y el reconocimiento. María Eva Duarte, más conocida como “Evita”; “la abanderada de los humildes”; la “jefa espiritual de la Nación”, junto a quien fuera su compañero de vida e ideas, el ex presidente Juan Domingo Perón, ideó y secundó políticas públicas en pos de la Justicia Social.
La Ley 13.010 de Sufragio Femenino sancionada el 9 de septiembre de 1947, también conocida como “Ley Evita”, recoge la histórica lucha del Movimiento Sufragista Femenino local, plasmándola en la norma que visibiliza a la mujer como un sujeto de derecho electoral, en paridad con el hombre. En su encendido discurso, Eva afirma: «Ha llegado la hora de la mujer que comparte una causa pública y ha muerto la hora de la mujer como valor inerte y numérico dentro de la sociedad. La mujer puede y debe votar. Es un mandato histórico.”
El 1948, en ocasión de la sanción de la ley de Estatización de los Ferrocarriles Argentinos, Evita se dirige al pueblo trabajador diciendo: “Los argentinos podemos festejar la recuperación de nuestros ferrocarriles que injustamente habían pasado a manos del capital extranjero”.
En Noviembre de 1949 el entonces presidente Perón, firmó y promulgó el Decreto 29.337 de Gratuidad de la Enseñanza Universitaria, permitiendo el acceso a todos los sectores sociales. Evita lo celebra y acompaña: “El general Perón ha querido que todos los obreros y todos los descamisados de la Patria entren a las universidades en igual condición que los que ellos llamaban clases dirigentes”.
Creadora de la rama femenina del partido peronista y de la Fundación Eva Perón dedicada a la acción social, Eva Duarte dejó huellas marcadas en la política argentina, imprimió un modo de hacer por los carenciados de la patria desde la solidaridad con dignidad, a diferencia del ejercicio de la limosna de las sociedades de beneficencia.
A poco de concluir su libro, Eva Duarte nos cuenta que quiso, “hasta el último día de su vida, abrir horizontes y caminos a sus descamisados, a sus obreros, a sus mujeres.” En buena parte, lo ha logrado.
Por su contribución política, social y jurídica, recordamos con agradecimiento su paso por este mundo.
 
                                                                             Dra. Verónica MOLINA
                                                                                      PRESIDENTE
                                                                     COMISIÓN DE VIOLENCIA DE GÉNERO